Supongo que habrás escuchado o leído esa frase de “Hoy en día si no estás en internet no existes”, pues a día de hoy es una realidad aplastante.

No voy a tratar en profundidad los conceptos, ni muy técnicamente. Con este texto lo que pretendo es aclarar algunas dudas básicas y recalcar la importancia de ciertos temas a la hora de tener un sitio web para tu negocio.

En los últimos 10 años el marketing online ha cobrado un peso abrumador

Los hábitos de consumo están cambiando. Las cifras de comercio electrónico crecen año tras año, y cada día son más los que consultan la web a la hora de buscar información sobre un producto u otro.

Esto ha abierto una puerta para las empresas: una puerta por la que pueden llegar a clientes en todas partes del mundo, en cualquier momento.

24
horas
7
días a la semana
365
días al año

Si tu empresa NO TIENE un sitio web:

Deberías saber que gran parte de las personas que buscan información de un producto determinado lo hacen a través de Google y, si no tienes sitio web, estás perdiendo una gran cantidad de clientes potenciales, por no decir la mayoría. 

A esto hay que añadir la desconfianza que genera realizar una búsqueda con el nombre de tu empresa y que no aparezcas.

El tener un sitio web te da la oportunidad de estar en contacto constante con tus clientes, y que ellos puedan ver tus productos o servicios cuando ellos lo necesiten.

Está más que demostrado que la creación de un sitio web de un negocio influye directamente en el éxito de este: cuanto más visible y accesible eres, a más clientes puedes llegar.

¿Merece la pena la inversión?

Si te has hecho esta pregunta posiblemente seas una pequeña PYME de nueva creación y estés valorando los costes, o puede que pienses que tu tipo de cliente es muy local y con aparecer en las Páginas Amarillas es suficiente.

¿Seguro?

Voy a poner un ejemplo para mostrarte las posibilidades que aporta tener un sitio web para tu negocio incluso siendo pequeño.

Una pequeña PYME, una frutería que se ha especializado en productos ecológicos de la zona. Su cliente potencial claramente son los vecinos cercanos a su tienda.

Crea su sitio web, con la información de sus productos ecológicos.

Desde este momento ya puede llegar a más gente que la que pasa por delante de su tienda. Aunque solo recibiera 5 visitas por mes (un número realmente bajo), son 5 posibles clientes más a los que estás llegando a cualquier hora del día (incluso cuando estás cerrado) y si mantiene esos números por mes solo hay que sumar.

Pero ha decidido desmarcarse de la competencia y sacarle el máximo rendimiento a su web.

Las posibilidades son muchas, te voy a dar algunos ejemplos:

  • Crear noticias con los productos de temporada y compartirlas a través de las redes sociales
  • Enviar e-mails con promociones a los clientes que así lo quieran
  • Crear recetas, compartirlas y fomentar dar salida a ese producto del que tienes mucho stock

O incluso seguir creciendo teniendo una tienda online y que tus clientes puedan comprar directamente desde su móvil.

Parámetros que una web comercial debe cumplir

El diseño y estructuras cambian completamente en cada sitio web según las necesidades de la empresa, volumen y tipo de cliente.

Pero partiendo del hecho de que hoy en día los buscadores lo dominan todo, hay unos parámetros que cualquier web comercial debe cumplir para obtener un buen rendimiento y un buen posicionamiento.

Los buscadores tienen en cuenta una gran cantidad de parámetros a la hora de posicionar una web, pero sobre todo son claves, los parámetros que miden la experiencia de usuario (UX o User Experience)

¿Y qué es lo que influye en esa experiencia de usuario?

Pues unas cuantas cosas, te voy a comentar solo las principales. Que la web se adapte a todo tipo de dispositivos, un diseño y estructura claros, la cantidad de veces que se comparte tu contenido…

A esto hay que añadirle el posicionamiento (SEO) y una meta descripción bien estudiados previamente.

100% Responsive o Adaptativo

Se denomina Resposive a la correcta visualización de un sitio web en distintos dispositivos: móvil, tabletas, escritorio (ordenadores).

Por muy bien que se vea tu web en un ordenador, si luego para los usuarios de móvil su experiencia no es buena (UX), estás perdiendo clientes.

Sea cual sea el dispositivo que utilicen nuestros clientes, debemos estar seguros de que la experiencia que van a tener mientras utilicen nuestro sitio web sea satisfactoria.

Un buen diseño que muestre lo mejor de ti

Tenemos poco tiempo para captar la atención del cliente, tenemos que destacar y transmitir. Es muy importante que cuando un usuario entra a visitar nuestra página web, sepa dónde está en cada momento, navegue de manera fácil y encuentre lo que busca (UX).

El tiempo medio de un usuario para decidir si se queda navegando en una web y le interesa es de unos 30 segundos, en ese tiempo tengo que mostrar de una forma clara lo mejor de nuestra empresa a ese posible nuevo cliente.

Llenar tu página de inicio con una mala organización de los contenidos, enlaces mal posicionados o un exceso de información hará que tu cliente no consiga prestar atención a lo importante. Cuando un usuario accede a una web, más que leer lo que hace es escanear la información que allí se muestra, y en función de lo que vea, se detendrá a leer todo o no.

Una buena descripción SEO y meta descripción atrae clientes directamente.

El SEO es el proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados de los diferentes buscadores. El SEO es necesario para ayudar a los motores de búsqueda a entender sobre qué trata cada página.

Para simplificarlo mucho,  es la forma en la que le decimos a los buscadores que nuestra empresa de fabricación de muebles, vende muebles.

Meta descripción es el texto que aparece en los buscadores como descripción en sus resultados.

Un usuario toma la decisión de pinchar en el enlace en base a la información que se le está mostrando, y que nosotros previamente hemos escrito, así que es importante tener una buena Metadescripción.

Estos conceptos son más complejos y los he tratado muy por encima, pero espero que sirvan para hacerse una idea inicial.

Teniendo cubiertos estos tres puntos, estamos asegurando incrementar considerablemente el número de posibilidades de que te encuentren.

Y esto solo es el comienzo

Redes Sociales, campañas de mailing, sms, concursos en diferentes plataformas, vídeos promocionales… las posibilidades son muchas, ahora hay que buscar cuál es la que mejor se adapte a tu tipo de cliente. Y en la mayoría de ellas tu plataforma base suele ser tu web.